“¡Zaska, y ahora el virus Zika!” Ignacio López-Goñi, Evento Naukas en Urbanzientzia

Tuvimos la suerte de contar en la edición del 2016 (Donostia) de Urbanzientzia, dentro del Evento Naukas ”Virus, bacterias y pandemias” con  el gran divulgador Ignacio López-Goñi, microbiólogo de la Universidad de Navarra y autor del libro “Virus y pandemias”, que fue presentado en el evento. Autor del blog microBIO y del famoso curso online de Microbiología vía Twitterque por cierto prepara una nueva edición a escala latinoamericana.

Pese a la amenaza de galerna y a estar literalmente debajo de un puente, Ignacio abrió el evento con una intervención de auténtica divulgación ciudadana y urbana, que podéis disfrutar en la grabación callejera que enlazamos un poco más abajo. Desde Teknahi agradecer a todo el equipo de Naukas por mantenerse estoicamente al pie del cañón pese al clima. ¡Divulgación épica!

Sirva este pequeño texto de ficha-resumen que puede ser utilizada con fines pedagógicos:

Ignacio Lopez – Goñi, se plantea una pregunta al inicio de su charla ¿Por qué surgen nuevos virus?

Como por ejemplo el virus Zika. Para contestar esta pregunta primero hay que saber qué es un virus.

Las partículas virales son entre 500 a 1000 veces más pequeño que una célula y son realmente parásitos que se introducen en la célula y se multiplican dentro de ella hasta que llega el momento en que explota liberando más virus que continúan con el ciclo de reproducción.

La forma de transmisión de algunos de estos virus es utilizando como vector a uno de los animales más peligrosos de planeta (no, no, no es tiburón blanco), el mosquito.

Los mosquitos hembras son capaces de poner cientos de huevos y necesitan gran cantidad de alimentos para incubarlos, por eso pican, buscando en la sangre de sus “víctimas” ese aporte extra de alimento para los huevos. Los mosquitos además tienen una mala costumbre: a través de la “saliva” o las heces pueden transmitir virus.

Tanto como los zancudos como las garrapatas pueden transmitir cientos de enfermedades víricas distintas, como por ejemplo la fiebre tropical, hemorrágica, amarilla, el dengue, el chicunguña, el zika. Se calcula que los mosquitos son los causantes de 725000 muertes al año, por eso es el animal más peligroso del mundo.

El virus del Zika se conoce a partir del año 1947 estudiando la fiebre amarilla en monos. El primer brote importante aparece a partir del 2013 en la Polinesia Francesa y en el 2015 se detecta en Brasil, transmitiéndose a todo el continente Americano. También hay casos donde ha habido transmisión de manera no autóctona, es decir personas que han viajado ya infectadas. En el 80% de los casos las personas infectadas con Zika no sienten los síntomas, es decir es asintomática. En el 20% sienten un malestar general como si fuera gripe, pero el gran problema es que está asociado a la microcefalia.

El Zika puede atravesar la placenta,  afectar al feto y deformar el cerebro reduciendo su tamaño. En algunos casos puede producirse un aborto espontáneo, o alteraciones muy graves incompatibles con la vida. El virus es capaz de infectar las células madre que desarrollan las neuronas, incluso determinadas células que se desarrollan durante la neurogénesis. La ventana más peligrosa son las mujeres en los primeros meses de embarazo y de ahí viene la alerta mundial.

 ¿Es posible que el Zika llegue a Europa?

El mosquito que lo transmite es el Aedes Aegypti, muy raro en Europa, pero también este virus podría ser transmitido de manera no muy eficaz por el mosquito tigre que se encuentra en la zona del Mediterráneo, como ya ha ocurrido con otras enfermedades tropicales como el dengue o el chicunguña.

En conclusión: puede que el Zika emigre a Europa pero es probable que no tenga la extensión que ha tenido en América. Así que la mejor manera de controlar el virus es controlando al mosquito.

Esta aparición de nuevos virus, ¿es culpa de la organización mundial de la salud?, ¿una conspiración con las grandes farmacéuticas para vendernos medicamentos, para vendernos vacunas o simplemente es evolución? No se trata de ninguna conspiración, simplemente es evolución y biología.