Práctica Artístico/Pedagógica TEKNAHI

 “Con experiencia es posible llegar a controlar en gran medida el flujo de pintura, y yo no utilizo la casualidad, porque yo niego la casualidad” Del film “Pollock” (Ed Harris, 2000)

  • Práctica: trabajamos “el hacer“.
  • Artístico: expresión estético/productiva representativa del ser humano.
  • Pedagógica: con la instrucción y orientación artística desde/en cualquier edad, entendemos que se mejora la calidad humana (sensibilidad, creatividad, habilidad, capacidad de generar recursos, etc.).

+ Desde TEKNAHI, los proyectos formativos basados en el Arte, la Construcción, el Diseño y ámbitos hermanados, parten de unas premisas que inevitablemente, convergen con nuestra idea general como entidad cultural, formativa, y empresarial:

  • La praxis como fundamento didáctico.
  • Rigor: expresión artística no es sinónimo (trabajando con edades tempranas) de descontrol o frivolidad creativa.
  • “Domesticación” de la intuición, ese fantástico motor del Arte, para potenciar aspectos críticos y racionales de pensamiento, lo que no significa extirpación de la emoción. Por eso, las disciplinas que TEKNAHI utiliza habitualmente para trabajar la creatividad son lo arquitectónico y el Diseño.
  • Diversión. El resultado tiene que ser conseguido a través del disfrute, eudemonismo.

+ Los pensamientos (nuestra teoría) que suponen el armazón de nuestra labor, provienen de diferentes fuentes, siendo conscientes de la importancia de la labor desarrollada por profesores, diseñadores, arquitectos, artistas y filósofos predecesores incluso en siglos, pasados en el tiempo pero no en vigencia, a costa de chocar con visiones artístico/educativas postmodernas, filodigitales excluyentes o disruptivas actuales:

“Soy moderno leyendo al Quijote” – Francisco Javier Sáenz de Oiza

  • La idea de creación aristotélica anticipadora del famoso trípode vitruviano (firmitas-utilitas-venustas) basada en sus cuatro causas creativas: causa materialis (consciencia de los materiales con los que se trabaja) – causa formalis (aspecto y figura) – causa finalis (objetivo, función, uso, finalidad) – causa efficiens (saber hacer).
  • Potenciamos el proyecto con sentido: trabajo + planteamiento + resolución adecuada a contexto (correcta conexión entre posibilidades: medios, conocimientos, escala…).

“El Arte es la Ciencia de las reglas que permiten que la creación sea eficiente” Roberto Masiero sobre Boecio

  • La idea de pieza (pintura, arquitectura, diseño…) como producto al servicio de una idea: colectiva (encargo-proyecto-comunidad) o personal (reto-superación-meta); constructivismo.

+ Tipos de ejercicios:

  • La tipología de ejercicios se plantean sin distinción de edad, tanto para niños (12 años, por ejemplo) como para estudiantes más mayores, siendo la diferencia el enunciado o las intenciones del trabajo; no tratamos a los “niños” de forma “diferenciada a menos” por el hecho de serlos.
  • Ejercicios de proceso: de la manipulación a la creación, del dibujo a las tres dimensiones, del pensamiento a la realización, etc.
  • Diferentes objetivos intelectuales y prácticos: visión espacial, diversificación del pensamiento, desarrollo de sensibilidades, habilidades con herramientas, etc. Objetivos en cualquier caso, definidos y adaptados para el alumnado.
  • El experimento como conexión científica con lo artístico: búsqueda, investigación, curiosidad… al experimento no se le puede reclamar resultados, puesto que no sabemos qué nos vamos a encontrar, es un territorio a descubrir.
  • Adaptados al estudio de trabajo doméstico: formatos sencillos, accesibilidad material, economía.
  • Siempre se resuelven una o varias piezas que el educando se lleva como testimonio del trabajo.
  • También: poesía, visuales, fotografía…